Año 2018.

Yo creo que no soy la única a la que le resulta rarísimo tener el 2019 tan cerca. Hace unos meses sentía que el tiempo pasaba muy lento y deseaba con ansias que terminara el año, pero ahora que está aquí y me toca hacer un reset para empezar uno nuevo, me asusta un poco. 

Siendo una persona que ama hacer “to do lists” y planificarlo casi todo, a mis 27 años, finalmente estoy empezando a aceptarlo y a intentar con todas mis fuerzas que esas cosas no me generen estrés, pero el 2018 me puso pruebas durante todo el año, unas logré superarlas y otras se quedaron por un poco más de tiempo.

A mediados de este año tuve una de esas “crisis existenciales” que nos dan a los millenials (al menos eso me dijo mi psicóloga) en la que sentía que todo a mi alrededor iba a un ritmo mucho más rápido que yo y no sabía como alcanzarlo, en mi cabeza era algo como ir en una rueda de hamster, pero en lugar de correr a la misma velocidad en la que giraba la rueda, yo iba tropezándome todo el rato sin poder frenarlo para empezara correr de nuevo. Fue muy agobiantes, y me sentía muy cansada, y en justo en esos momentos en los que necesitamos frenar y respirar para tomar decisiones. 

Para el 2019 tengo muchas expectativas, los dos últimos años fueron de adaptación y finalmente me siento lista para tomar nuevos retos y exigirme más.

¡Voy por tí 2019!

Año 2018.

#Personal: Vivir con ansiedad y aceptarnos tal como somos

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: